Consejos para preparar la vivienda para la venta

Si has decidido vender tu casa, te serán útiles los siguientes consejos para lograrlo de la forma más rápida y sencilla. Es muy importante preparar la vivienda para que los potenciales compradores se enamoren de ella a primera vista. La apariencia de la casa será en muchos casos más importante que otros detalles, ya que nos ayudará a que tomen una decisión más rápida motivada por emociones y no tanto por razones. Esta técnica de preparar la vivienda es denominada “home staging”.

Los cambios que se pueden realizar de forma rápida y que nos ayudarán en la venta son:

Armonizar. Acondicionar los espacio de la vivienda, resaltar los puntos fuertes y que pueden ser más atractivos.

Despersonalizar. Cuando alguien visita nuestra casa para comprarla tenemos que tener en cuenta que no quieren ver como es nuestro hogar, sino sentir si ese espacio podría convertirse en el suyo. Ellos verán el potencial de la casa para convertirlo en un lugar especial y a su gusto.   Por eso es importante retirar cosas personales como fotos y cuadros, y dejar una decoración más neutra que pueda gustar a todos. Además si es una decoración minimalista, los visitantes podrán centrarse en las características y el estado de la vivienda.

Iluminación. Sería importante realizar la visita en un horario en el que contemos con luz natural, si no es así, debemos contar con una buena iluminación. Un truco es comprar alguna bombilla que aporte una luz natural y colocar las lámparas de forma que potenciemos una iluminación que transmita confort.

Organización. Para conseguir una decisión de compra rápida es necesario el orden. Si retiramos algunos objetos inservibles, y el resto de cosas las ordenamos, dará una sensación de mayor amplitud.

Limpieza. Es importante realizar una limpieza a fondo, sobre todo de cocina y baños. También podemos colocar un ambientador o unas flores que nos ayudarán a que la casa siempre huela muy bien.

Reparaciones. Si queremos vender cuanto antes, a veces es necesario invertir tiempo una pequeña cantidad de dinero en arreglar pequeños desperfectos, de forma que la casa sea más atractiva y se venda antes.

Confort. Es fundamental que durante la visita tengan una sensación de confort, hablábamos de colocar un ambientador para el olor, pero igual de importante será contar con una temperatura agradable, y la ausencia de ruido u otras molestias externas.

Decoración. Esto dependerá mucho de si la casa que vendemos es nuestro hogar actualmente o es una vivienda sin uso. Por ejemplo, si heredamos una casa y esta es antigua, probablemente los muebles estarán en mal estado o pasados de moda. Por ello, sería recomendable desalojarla o equiparla con algún mueble nuevo. Si es un unifamiliar tendremos también que cuidar el estado del jardín o el garaje.

Comparar