Cerramiento de terraza

El objetivo principal de llevar a cabo esta obra es ampliar la superficie útil de la vivienda, adaptar los espacios exteriores para el invierno o ganar luminosidad, convirtiendo los metros cuadrados del balcón o terraza en zonas con mayor habitabilidad.

Por ello, la opción más adecuada dependerá de la finalidad que persigas y el estado actual de la zona que deseas incorporar a la vivienda:

  • Si dispones de una terraza o un balcón amplio y quieres usarlo tanto si llueve como si hace sol, puedes instalar puertas o ventanas plegables en los laterales abiertos al exterior o emplear cortinas de cristal. De este modo, durante el invierno podrás disfrutar de la sala con las ventanas cerradas sin perder el frescor durante el verano, ya que siempre podrás abrirlas, dejando la estancia prácticamente igual que antes de la obra.
  • En caso de que dispongas de suficiente superficie para construir el salón de invierno y mantener una buena parte de terraza, te aconsejamos que acondiciones esta nueva sala con suelos y paredes de interior, como si de una extensión del salón se tratara.
  • Otra opción posible es integrar completamente la superficie en la vivienda, especialmente si dispones de un pequeño balcón que usas con poca frecuencia. De este modo, ganarás amplitud en el interior y te permitirá usarlo para colocar muebles auxiliares o crear un luminoso rincón de lectura.
  • Si el tamaño lo permite, también puedes crear una nueva habitación en la terraza. En este caso, ten en cuenta que será necesario instalar un buen aislamiento en las paredes y ventanas nuevas.

Los precios varían considerablemente según el grado de dificultad de la obra y los materiales seleccionados, oscilando entre los 1.500 euros para cerramientos sencillos con cristaleras y 5.000 euros, cuando hay que tirar o construir paredes.

 

Comparar

WhatsApp chat